Herencias

Cuando fallece un ser querido, lo último en lo que queremos pensar es en todo el papeleo legal y en los trámites de la herencia.

Desde enley queremos acompañarte para que en esos momentos tan difíciles tú no tengas que preocuparte de nada. Si eres beneficiario de una herencia, nuestros abogados se encargarán de todo el proceso, desde conocer las condiciones el reparto hasta la aceptación y adjudicación.
Un servicio transparente, ágil y económico por solo 999€.



ME INTERESA
Tramitacion y gestion de herencias online

Cómo funciona

Tramita la herencia con nosotros en 5 sencillos pasos

El certificado de últimas voluntades es el documento en el que constan todos los testamentos notariales otorgados por una persona. Este certificado solo podrá ser obtenido tras el fallecimiento de dicha persona. Debe tenerse en cuenta que en este certificado no constan los testamentos ológrafos que hayan podido ser otorgados por el difunto.

Para suplir la falta de testamento, deberá otorgarse la declaración de herederos, documento notarial en el que se determinarán los herederos del causante, atendiendo las pruebas aportadas y el escenario familiar concreto.

Es el procedimiento que hay que realizar cuando la herencia no tiene testamento. Mediante este procedimiento se designa a las personas que son herederas a través del acta de declaración de herederos.

Si no sabes si el difunto otorgó testamento es necesario tramitar el certificado de últimas voluntades en el Registro General de Actos de Última Voluntad, donde se especifica si el difunto otorgó o no testamento. Desde enley, nos ocupamos de todos los trámites necesarios y solucionamos las dudas que tengas acerca de la herencia.

Podrán aceptar la herencia todos aquellos que hayan sido designados en el testamento del causante o bien, en los casos en los que no hubiera testamento, aquellos que de acuerdo con la ley, tengan algún derecho sobre dicha herencia.

La aceptación de herencia es el acto por el cual, si eres beneficiario del patrimonio del fallecido, demuestras tu voluntad para aceptar la herencia. Deberás, por lo tanto, plasmar tu firma en el documento de aceptación de herencia, previo a iniciar los trámites para recibir ese patrimonio.

Es aquella parte de la herencia de una persona de la cual ésta no puede disponer libremente, por asignarla la ley a determinados herederos.

Cualquiera que haya sido llamado a una herencia puede repudiarla o renunciarla, es decir, manifestar ante notario que no la acepta.