Quién puede solicitar el concurso de acreedores, cómo hacerlo y qué documentación debe aportar

15/11/2022

Si tu negocio no está funcionando tan bien cómo te gustaría y estás pensando en solicitar un concurso de acreedores, o una eres socio o acreedor de una sociedad que no está pasando un buen momento y quieres saber cuáles son tus posibilidades, te explicaremos quién puede solicitar un concurso de acreedores, cómo hay que hacerlo y qué documentación es necesaria.

Recuerda que esto es una guía orientativa, que no sustituye en ningún caso al asesoramiento de un abogado concursal, absolutamente necesario en estos casos.

Quién

Los legitimados para solicitar un concurso de acreedores son:

·      El deudor, ya sea persona física o jurídica.

·      Los acreedores (acreditando la situación de bancarrota).

La legitimidad para solicitar el concurso de acreedores, también determinará el tipo e concurso, pudiendo diferenciar entre.

·       Concurso voluntario: concurso solicitado por el deudor, bien sea ante una situación de insolvencia actual, es decir, cuando no puede cumplir regularmente con sus obligaciones exigibles, o de insolvencia inminente, esto es, cuando se prevé que dentro de los meses siguientes, concretamente tres, no se podrá cumplir de manera regular con sus obligaciones.

·       Concurso necesario, solicitado por el acreedor, siempre y cuando quede probada, exclusivamente, la situación de insolvencia actual.

En caso de que el deudor sea una persona jurídica, es decir, una sociedad, será el órgano de administración el encargado de invocar el concurso de acreedores. También podrán hacerlo sus socios de manera excepcional cuando su responsabilidad ante las deudas sea ilimitada, y acrediten el estado de insolvencia, entendida por la ley como la imposibilidad de una empresa de cumplir con las obligaciones crediticias.

Cuándo

De acuerdo con la ley, el deudor deberá solicitar el concurso en un plazo de dos meses desde que conoce el estado de insolvencia actual o inminente de la empresa, es decir, tal y como recoge la ley, cuando le sea imposible “cumplir con las obligaciones regularmente”. De no hacerlo, podría enfrentarse a ser declarado culpable del concurso una vez que se resuelva judicialmente el mismo.

No obstante, el deudor puede valerse de otros mecanismos legales existentes antes de recurrir a la solicitud del concurso de acreedores, como es el caso del preconcurso de acreedores.

Documentación

Para solicitar el concurso de acreedores, en el caso de un concurso voluntario, el deudor deberá acudir a los Juzgados Mercantiles de la provincia correspondiente al domicilio del deudor, donde se deberá presentar la solicitud firmada por procurador y abogado. Asimismo, es preciso que el poder de representación del procurador esté autorizado por notario o conferido apudacta ante el Letrado de la Administración de Justicia. En la solicitud ,deberán constar los siguientes datos:

·      Datos identificativos del deudor: nombre o denominación social y órgano de administración.

·      Domicilio social.

·      Cantidad de empleados si correspondiera.

·      Designación de procurador.

·      Estado de insolvencia inminente o actual.

·      Breve especificación de los hechos de los que deriva la situación de insolvencia.

·      Selección de la modalidad de presentación: convenio anticipado, convenio, liquidación anticipada o liquidación.

Además, junto a la misma se acompañará la siguiente documentación:

·      Memoria expresiva de la historia económica y jurídica del deudor.

·      Inventario de bienes y de derechos que integran el patrimonio.

·      Relación de acreedores por orden alfabético.

·      Listado de la plantilla de trabajadores.

·      Cuentas anuales y, en su caso, informes de auditoría correspondientes a los 3 últimos ejercicios.

·      Memoria de los cambios significativos operados en el patrimonio con posterioridad a las últimas cuentas anuales.

·      Memoria de las operaciones realizadas con posterioridad a las últimas cuentas anuales que hayan excedido el tráfico habitual.

Finalidad

El concurso de acreedores es una herramienta que ha sido prevista para ofrecer protección a los empresarios que se encuentren en una situación de insolvencia, y que por tanto, no puedan hacer frente ni cumplir con las obligaciones exigibles.

Es por ello, que la finalidad de este instrumento es poder satisfacer los créditos que concurran en el patrimonio del empresario deudor frente a los acreedores, así como también paralizar las ejecuciones iniciadas contra el patrimonio de la sociedad y suspender los intereses que, de las deudas, se puedan generar.

Si el juzgado aprueba la solicitud, el concurso de acreedores será publicado en el BOE y, a partir de ese momento, se inicia el proceso concursal, cuyas fases yate explicamos en este post. Y si quieres saber más, también te contamos aquí quién cobra primero en los concursos de acreedores.

Soy Eduardo Díaz, licenciado en Derecho y abogado especializado en el ámbito mercantil. Cuento con una dilatada experiencia en el ejercicio profesional, especialmente en la consultoría de empresas, derecho societario y contractual.