Queremos presentarnos

3/1/2023

Hola, somos Enley, una startup tecnológica, y también un bufete de abogados, ambas cosas a la vez, sí. Resumiendo, nuestro objetivo es que cualquiera pueda contar con un abogado sin tener que gastar mucho dinero, sin necesidad de desplazarse a ninguna oficina llena de despachos con mesas de madera color caoba, y sin procesos largos que duran meses y meses. Esto suena muy bien, y por tanto, seguramente estarás buscando dónde está la trampa, te lo vamos a explicar todo (hasta donde podamos) pero ya te adelantamos que no la hay.

Qué hacemos en enley

Ofrecemos servicios legales de distinto tipo, con la característica común de que hemos convertido todos ellos en procesos rápidos, cómodos y baratos, pero sin renunciar a la calidad de un servicio profesional. ¿Cómo? Nuestro truco es la tecnología.

La tecnología es el pilar sobre el que se sustenta nuestra empresa, es lo que nos permite hacer lo que hacemos de la manera en que lo hacemos. Nos ofrece la posibilidad de comunicarnos con nuestros clientes estén donde estén. Nos permite digitalizar procesos que, hasta Enley, se hacían de manera manual, lo que suponía un altísimo coste en dinero y tiempo. Y nos facilita reaccionar y adaptarnos más rápidamente a las necesidades de nuestros clientes en cada momento.

Cómo empezó todo esto

Con tres estudiantes de derecho -ahora abogados reconocidos-,y amigos, que ya en los años de universidad fantaseaban con la idea de poder tener en internet un formulario para que la gente pudiera divorciarse de mutuo acuerdo (ahora no solo tienen ese, sino que tenemos unos cuantos más, y los que vendrán).

Guillermo, Jordi y Pau, acabaron la carrera y, juntos, fundaron su propio despacho de abogados, un bufete tradicional. La idea de atreverse y dar el salto digital les seguía rondando y fue creciendo poco a poco, porque si los libros podían pasar del plano físico al digital, y también los médicos ¿por qué no podían hacerlo los abogados?

Después de algunos años y una exitosa trayectoria profesional, decidieron que había llegado el momento de atreverse e intentarlo. Era septiembre de 2020, todo indicaba que la situación no era, ni iba a ser acorto plazo, la más idónea para sumergirse en proyectos nuevos que supusieran cierto nivel de riesgo, y entonces nació Enley.

Dos años intensos

Han sido dos años intensos, no os vamos a engañar, de altos y de algunos bajos, pero sobre todo de muchísimo aprendizaje. Lo mejor de Enley es que nadie hace lo mismo que nosotros, y esa es un arma de doble filo. El primero en llegar también es el primero en encontrarse -y tener que superar- todos los obstáculos del camino, sabemos que nos quedan algunos por delante y que tenemos que empujar el doble que los que vengan detrás (un poco como los hermanos mayores) pero también sabemos que nuestra recompensa será mayor.

Hace 24 meses todo empezó con 3 personas, hoy somos un equipo de casi 30, y todo apunta a que vamos a seguir creciendo. Somos abogados especializados en diferentes disciplinas, diseñadores, desarrolladores, programadores, especialistas de marketing… somos jóvenes y creemos y queremos crecer en este proyecto ¿vienes?